Jesús & María. 05 de septiembre del 2015

Me cuesta explicar con palabras las ganas que tenía de poder hacer su boda y la ilusión con la que hice la edición, emocionandome a cada paso que daba. Y es que no puedo evitar sentirles como una familia para mi, pues me he sentido así de bien tanto con ellos, como con sus padres y hermanos. Da gusto ver a unos novios disfrutando tanto de su boda, dejando solo espacio para las sonrisas y la alegría.

Vuestra boda quedará siempre en mi recuerdo. Gracias por vuestra confianza y seguridad desde un principio. Gracias por vuestro cariño y atenciones. Gracias por tener siempre esas sonrisas. Os deseo de corazón toda la felicidad de mundo y espero poder acompañaros de cerca y no perderme nada de vuestra historia.

Si te gusto, compártelo