Erik & Ana. 15 de mayo del 2015

Me faltan palabras para describir a Erik y Ana, quizá porque ambos son personas maravillosas que cuando se juntan deslumbran a cualquiera, quizá porque son grandes amigos, de esos que sabes que nunca se perderan, quizá por tantos momentos, por tantas risas, por tantos recuerdos.

Su boda me emociona a cada instante, pues ese día, tan perfecto como no podría haber sido de otra forma, estuvo repleto de felicidad, de cariño, de amor. Sus familiares y amigos disfrutamos con ellos de un día inolvidable, fuimos felices porque ellos lo eran, porque sus miradas no dejaban indeferente a nadie.

Gracias por confiar en mi para daros un recuerdo tan importante. Gracias por ser tan buenos amigos. Gracias por todo lo que nos queda por vivir 🙂

Os quiero.

 

Si te gusto, compártelo