Chema & Teresa. 26 de agosto del 2016

Chema y Teresa fueron desde el primer momento especiales. Convencidos de mi trabajo, quisieron contar conmigo y yo con ellos. En su boda no faltaron detalles de cariño y de personalización. Una novia ilusionada y dedicada a su gran día. Con mimo fue preparando todo lo que ese día haría de su boda un día inolvidable.

Ser testigo de su felicidad, de su alegría compartida, fue sin duda un gran placer. Una pareja que no podré olvidar.

Gracias.

Si te gusto, compártelo