Sobre mi.

Desde pequeña siempre me ha fascinado la magia del cine y su capacidad para envolverte dentro de una historia, haciéndote experimentar intensas emociones de la mano de sus personajes. Alegría, tristeza, inquietud, miedo… todo ello, sin moverse de la butaca de una sala inmersa en la oscuridad.

Desarrollando mi carrera como productora audiovisual, empecé por casualidad a realizar bodas. Muy pronto me daría cuenta de las grandes posibilidades que se me abrían al realizar este tipo de proyectos, pues no solo podía contar una historia que siempre tenía final feliz, sino que además con mi trabajo, podía aportar ni más ni menos que un recuerdo tan importante como es para todos el día de nuestra boda.

Mis clientes ya no eran personas abstractas detrás de una marca, si no que eran novios enamoradas, soñadores e ilusionados con su gran día.

Podía sentir cada minuto de mi trabajo, y lo mejor de todo, podía volcarme en cuerpo y alma por esas parejas, podía inmortalizar su historia, crear su propia película, la cual nunca se cansarían de ver.

La llamada de unos novios al ver su vídeo, sus palabras de emoción y sus lágrimas de alegría son para mí la mayor de las recompensas, pues mis vídeos, fieles a la realidad, hacen revivir cada instante de ese día y devuelven a sus protagonistas las emociones que con tanta intensidad vivieron.

firma_marta